De los 155 depósitos que usa la empresa para guardar el tabaco que acopia al productor, 151 se habían reportado como derrumbes totales.. Foto: Cubadebate.

Conrado López González dirige unas de las principales cooperativas productoras de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río. Para conversar con el productor nos dirigimos hacia la escogida de Obeso, que al igual que una casa de tabaco de cinco portales, quedó en el suelo por el paso del huracán Ian.

Antes, pasamos por los escombros de una de las 38 casas de cura controlada con las que cuenta el territorio. “El ciclón tumbó completamente La casa de tabaco”, dice López González mientras señala toda la estructura en el suelo. Debajo se observa el tabaco que aún permanece tapado con lonas herméticas.

“Los horcones, que eran de Ocuje de María, un material fuerte, los sacó de raíz y algunos los partió. Todo está desbaratado. El tapado lo estaba reparando y ahora no quedó nada. Los alambres están aún regados. Las planchas de zinc del techo volaron y no las pude recuperar”, se lamenta este campesino.

Después del paso del huracán –asegura el productor– nadie ha tocado nada. “Estoy esperando a que la empresa decida qué hacer con el producto porque allá dentro, además, del mojado, también hay tabaco seco”.

Alrededor de las 4 de la mañana del pasado martes, Conrado y su esposa comenzaron a ponerle una colcha a una de las persianas por donde entraba el agua y un zinc que salió volando del techo le hizo un corte en la cara y a ella en la espalda.

“María Isabel se metió debajo de la meseta y de ahí no quería salir por el susto. La casa se desbarató completamente; anoche dormí debajo del sereno”, cuenta el sanjuanero.

A pesar de las afectaciones personales, lo que más le preocupa son los daños en el tabaco cosechado. “He recuperado algunas fibras y en dos o tres días ya mi casa va a tener techo”.

Sobre la recuperación de la cooperativa dijo: “Con la madera que hay ahí puedo levantar otra casa de tabaco aunque sea más pequeña. Si lo logro, vuelvo a cosechar en esta campaña”.

Daños que Ian dejó al tabaco sanjuanero

De las 27 escogidas, incluyendo el proceso de despalillo, hay 15 destruidas completamente. Foto: Cubadebate.

Según declaraciones a la prensa de Yosvany López González, jefe del puesto de la dirección de análisis de Tabacuba en San Juan y Martínez, hasta este miércoles, 151 de los 155 depósitos que usa la empresa para guardar el tabaco que acopia al productor se habían reportado como derrumbes totales.

De las 27 escogidas, incluyendo el proceso de despalillo, hay 15 destruidas completamente, dos parciales y siete con el techo dañado. “Hasta el día 20 de este mes se habían acopiado 4 110.38 toneladas de tabaco. Otras 157.87 t estaban en manos de los 67 productores y no se conoce con exactitud el estado actual de esa cosecha”, explicó el directivo.

En total, existen en los almacenes de Tabacuba del territorio 5 680.69 toneladas, que incluye el acopio de este año, de la campaña pasada, en proceso de producción y la terminada, además de 151.80 t que pertenecen a la Empresa Rama.

Las 38 casas de cura controlada están en el suelo, y de las 28 cámaras de cura, una mitad se derrumbó totalmente y la otra de forma parcial. Asimismo, las cinco cámaras de fermentación que se usan para mejorar el tabaco seco tienen problemas con el techado después del paso de lan.

De las 1 792 casas de cura que pertenecen a los campesinos productores, 1 739 se derrumbaron. Por otra parte, se perdieron los 8 400 canteros del territorio.

López González dijo que se orientó, en un primer momento, rescatar el tabaco que estaba en esas estructuras dañadas. “Hay que techar lo que sea posible y trasladar hacia ahí el tabaco que sirva”, concluyó.

De las 1 792 casas de cura que pertenecen a los campesinos productores, 1 739 se derrumbaron. Foto: Cubadebate.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.

López González dijo que se orientó, en un primer momento, rescatar el tabaco que estaba en esas estructuras dañadas. Foto: Cubadebate.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.

Las 38 casas de cura controlada están en el suelo. Foto: Cubadebate.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.

Casas de tabaco en el municipio de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, tras el huracán Ian. Foto: Cubadebate.