El sospechoso de matar seis personas y dejar varias decenas de heridos fue identificado como Robert E. Crimo. Foto: Reuters

El joven acusado de disparar la víspera en un desfile por el 4 de Julio en la localidad estadounidense de Highland Park, Illinois, compró legalmente el rifle utilizado en el crimen, confirmaron hoy las autoridades.

El sospechoso de matar seis personas y dejar varias decenas de heridos fue identificado como Robert E. Crimo, quien disparó más de 70 veces desde una azotea y huyó vestido de mujer, dijo a la prensa Chris Covelli, portavoz de la oficina del alguacil del condado de Lake, al cual pertenece Highland Park.

El funcionario señaló que el acusado, de 21 años, probablemente planificó el ataque durante semanas y tras cometer el crimen con un rifle potente, similar al AR-15, se mezcló como si fuera un inocente entre las personas que corrían desesperadas.

Covelli informó que finalmente la policía lo detuvo mientras conducía el auto de su madre, donde tenía un arma parecida a la utilizada en la matanza y finalmente descubrieron otros artefactos letales en su domicilio, todos comprados de forma legal en Illinois.

En declaraciones a la cadena NBC News, la alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering, dijo que la comunidad se encuentra en estado de conmoción.

Este tiroteo se suma a otras matanzas recientes que han reabierto el debate en Estados Unidos sobre la necesidad de regular el uso de armas de fuego, aunque el mes pasado la Corte Suprema ratificó el derecho de portar armas en público.

Hace menos de dos semanas el Congreso aprobó una legislación histórica para frenar la violencia armada, pero la ley no prohíbe la venta de rifles de asalto o cargadores de alta capacidad.

En lo que va de año se produjeron 318 tiroteos masivos en Estados Unidos, incluidos 14 solo en los primeros cuatro días de este mes, según la organización Gun Violence Archive.

(Con información de Prensa Latina) 

Vea además:

Detenido sospechoso del tiroteo en desfile del 4 de Julio en Illinois, EEUU

Tiroteos masivos en EEUU: Datos para explicar qué pasó en Uvalde