La UEB Salinera Guantánamo Frank País afianza su aporte al sector de la salud con sal (NaCl) de alta calidad para la fabricación de vacunas antiCOVID y otros compuestos en los laboratorios Aica+ y la empresa de Sueros y Hemoderivados, de Biocubafarma, y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, CIGB.

En estos días, la industria local planea entregar 50 toneladas de ese surtido a solicitud de Aica+, que participó en la fase de ensayos clínicos de los inmunógenos contra la COVID-19 y ahora produce a escala industrial multidosis de Abdala, con la cual se ha inmunizado la mayoría de los guantanameros.

Darling Elizástigui Columbié, Comercial de la empresa, explicó que además se entrega cloruro de sodio a los centros hospitalarios de todo el país, especialmente Guantánamo, Santiago de Cuba y La Habana, que la emplean en el tratamiento del agua para las hemodiálisis en pacientes nefróticos.

En todos los casos, la sal que se obtiene en la industria guantanamera, ubicada a la entrada del marino poblado de Caimanera y a escasos metros de la ilegal base naval de Los Estados Unidos, sustituye la importación de ese producto desde hace casi un lustro.

La sal para esos destinos requiere un exhaustivo control de calidad, que incluye la limpieza de la línea, la toma de muestras de laboratorio cada media hora para determinaciones físicas, químicas y organilépticas y condiciones excepcionales de envase, almacenamiento y transportación.

Ese cuidado, apuntó por su parte Ángel Uvaldo Carnicero, jefe de la planta, se aplica desde la extracción, donde se escogen granos grandes y los más limpios posible, para elaborar sal fina, blanca y sin impurezas, libre de magnesio, yodo, y otras sustancias insolubles.

(Tomado de Venceremos)

Keywords: